change language
you are in: home - press review newslettercontact uslink

Support the Community

  
September 6 2014

Conversaciones de paz

Amberes acoge de hoy al martes la cumbre interreligiosa anual por la concordia de la Comunidad de San Egidio mientras arrecian en el mundo conflictos bélicos

 
printable version

Más de trescientos líderes de las religiones del mundo e intelectuales creyentes y no creyentes, políticos incluidos, se reúnen desde hoy hasta el martes en Amberes (Bélgica) en el Encuentro Internacional Interreligioso por la Paz que organiza cada año la Comunidad de San Egidio. En esta su vigésima octava edición, la cumbre lleva por título: "La paz es el futuro. Religiones y culturas en diálogo cien años después de la Primera Guerra Mundial".

Esta comunidad de católicos seglares fundada en Roma hace más de 40 años eligió Amberes para su cumbre anual precisamente por la vinculación histórica de la ciudad flamenca con el conflicto que entre 1914 y 1918 ensangrentó Europa. Objetivo: abundar en en el llamado espíritu de Asís, como se conoce a esta voluntad interreligiosa por la paz desde el primer encuentro, convocado en 1986 en esa ciudad italiana por el fallecido papa Juan Pablo II.

"La religión es hoy generalmente reconocida como un factor crucial para la paz; se la invoca a menudo para contribuir a la derrota de la violencia en situaciones de crisis", dijo el viernes en rueda de prensa en Amberes Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de San Egidio, según un comunicado de la asociación. Impagliazzo se mostró indesmayable, pese a que este encuentro -como ha ocurrido en otras ediciones- tiene lugar mientras hay enfrentamientos armados en Oriente Medio y África septentrional, y en suelo europeo prosigue la crisis de Ucrania.

La cumbre coincide además con la irrupción este verano en el escenario internacional de la organización terrorista Estado Islámico (EI), que está masacrando el norte de Iraq y Siria, sumida a su vez en guerra civil. Los yihadistas de EI persiguen con saña a las minorías cristiana, yazidí y turcomana. De hecho, en la ceremonia inaugural -que se celebra esta tarde en el teatro Stadsschouwburg- aportará su testimonio la parlamentaria iraquí Vian Dakheel, representante yazidí.

Esta tarde tomarán también la palabra como oradores principales: Johan Bonny, obispo de Amberes, y anfitrión de la cumbre; Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio; Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo; el escritor polaco Zygmunt Bauman; el patriarca siroortodoxo de Antioquía, Ignacio Efrén II; y el gran muftí de Egipto, Shawki Ibrahim Abdel-Karim Allam. La presencia de líderes políticos es habitual en los encuentros interreligiosos por la paz de San Egidio. Cuando en el 2011 el encuentro se celebró en Munich (Alemania) abrió los trabajos la propia canciller, Angela Merkel. En España se ha celebrado en dos ocasiones, ambas en Barcelona (el 2001 y el 2010).

Esta cita belga, como es habitual en San Egidio, se cerrará el martes 9 con una oración por la paz (en distintos lugares de la ciudad, en función de cada credo), una procesión y la proclamación del Mensaje de Paz 2014 en la plaza Grote Markt.

Entre mañana y el martes están programadas 25 mesas redondas que contarán con líderes religiosos, políticos y culturales de países como Iraq, Siria, Kurdistán, Nigeria, Ucrania o Filipinas. Así, por ejemplo, de Iraq estarán el patriarca de Babilonia de los caldeos, Luis Rafael I Sako, y el ministro de Asuntos Religiosos de Kurdistán, Anuar Hadaya; de Siria, el arzobispo Dionysius Jean Kawak; de Nigeria, el cardenal John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuya; y de Ucrania, el obispo Nicolai, entre otras voces.