change language
usted está en: home - selecciÓn de prensa newslettercómo contactarnoslink

Ayuda a la Comunidad

  
25 Octubre 2015

Antesala de la acogida

La Comunidad de Sant’Egidio acoge desde el año 2013 a un grupo de familias sirias

 
versión para imprimir

Nos encontramos en el centro de acogida de Sant’Egidio, en la calle Hospital de Barcelona. Hemos quedado con Jaume Castro, responsable de la Comunidad en Barcelona, y con S. M., un hombre sirio de 40 años que prefiere mantenerse en el anonimato.
S. M. vive en Barcelona desde el año 2005 y, a causa de la guerra, ha tenido que ayudar a su madre y a sus hermanos a salir de su ciudad, Homs. En total 50 personas entre familia y amigos viven en el Raval de Barcelona, y no únicamente sufren el trauma de las consecuencias de la guerra, sino también las dificultades de seguir adelante en Europa.«¿Antes de la guerra habíais visto a muchos sirios en Barcelona?», nos interpela. «Nosotros no queríamos marchar de nuestro país pero con la guerra es imposible que podamos volver a casa», afirma.
A través del relato personal de S. M., podemos captar las trágicas consecuencias de vivir en un país en guerra como Siria y bajo la amenaza permanente del régimen de Bashar al-Assad. A diferencia de los refugiados que intentan cruzar la frontera este de Europa, el relato de S. M. nos recuerda que la mayoría de sirios siguen entrando en España principalmente por la frontera de Ceuta y Melilla, donde las mafias pueden llegar a cobrar 2.000 euros por pasaje.
«Mi madre, de 65 años, jamás había salido de casa, pero la situación en Homs llegó a ser tan peligrosa que no hubo más remedio que iniciar el exilio», relata. Así, primero recalaron en Damasco, después en el Líbano, en Egipto, Argelia... hasta que la odisea les llevó a Barcelona.
Aquí, sin embargo, las cosas tampoco son fáciles para los refugiados de la guerra en Siria. «Hemos llegado a ser quince personas malviviendo en un pequeño estudio», se lamenta, que no descarta marchar hacia otro país europeo.
«Algunos hermanos míos tienen el
reconocimiento de refugiados, pero yo no», apunta, que explica el caso de una hermana suya, gravemente afectada por los bombardeos, que ha tenido que marchar a Bruselas para vivir con mejores condiciones.
S. M., que está casado y tiene dos hijos pequeños, quisiera quedarse en Barcelona, pero aquí las condiciones de vida no son muy halagüeñas. «Vamos muy justos económicamente, porque es difícil encontrar un trabajo», explica, «tuvimos que vender algunas joyas de mi mujer para poder seguir adelante».
En el horizonte de este sirio todo está un poco desdibujado. Por una parte, querría volver a Homs, su ciudad, dondedejaron casas y propiedades, pero no puede a causa de una guerra que se prevé larga. Por otra, a la hora de pensar en un futuro para él y su familia no acaba de saber si quedarse en Barcelona o, como otros hermanos repartidos por el mundo, viajar a otro país. Mientras, cuenta con la ayuda de la Comunidad de Sant’Egidio, con la que entró en contacto en el año 2013 gracias a la ayuda de una mujer marroquí que forma parte de la Comunidad y que ayuda como intérprete del árabe.

Comunidad de Sant’Egidio

La acogida y la hospitalidad son inherentes a la Comunidad de Sant’Egidio, fundada por Andrea Riccardi. A través de los diferentes servicios que ofrecen han podido entrar en contacto con este grupo de sirios con los que ya han podido compartir celebraciones como la Navidad o el Ramadán.
La ayuda que ofrece Sant’Egidio va desde el reparto de alimentos, pasando por una escuela de cultura de idiomas hasta las escuelas de paz para los niños.
«La amistad que pueda crearse con estas personas que han tenido que huir de la guerra es fundamental, es el camino de una verdadera integración», expresa Jaume Castro. Ante la llegada de los refugiados que le han tocado a España en el reparto de cuotas, Sant’Egidio muestra la disposición de ayudar a las administraciones en todo lo que esté a su alcance.
Al mismo tiempo, Castro pide tener en cuenta toda la realidad de la migración en su complejidad. «Se habla mucho de la frontera este de Europa, pero la mayoría de refugiados entran actualmente en España a través de Ceuta y Melilla.
En este sentido, la Comunidad de Sant’Egidio está trabajando en la creación de corredores humanitarios en Marruecos y en el Líbano que permitan a los refugiados entrar en Europa sin
la necesidad de contactar con las mafias ni de arriesgar la vida en una patera.»
La Comunidad de Sant’Egidio ha abierto una cuenta corriente para la acogida de los refugiados: “la Caixa” ES56 2100 5000 5102 0000 2697.


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
1 Febrero 2018
BARCELONA, ESPAÑA

Más dificultades para los más pobres para encontrar, conservar o quedarse en una casa

ES | CA
18 Diciembre 2017

Día Internacional de los derechos de los migrantes: por una cultura del diálogo, de la acogida y de la inclusión

IT | ES | DE | FR | CA
28 Noviembre 2017

Refugiados, corredores humanitarios: el jueves llegan los primeros refugiados de África

IT | ES | CA
24 Julio 2010

Tendrá lugar en Barcelona (España), del 3 al 5 de octubre, el próximo Encuentro de Oración por la Paz entre las religiones mundiales: "Familia de los pueblos, Familia de Dios"

IT | EN | ES | DE | FR | PT | CA | NL
todas las noticias
• LIBERACIÓN
13 Marzo 2018
RP ONLINE

Flucht, Abi, Studium

26 Febrero 2018
Roma sette

Congo e Sud Sudan, Gnavi: «La liberazione ha il nome di Gesù»

21 Febrero 2018
OnuItalia

Rohingya: la crisi nei colloqui di Sant’Egidio con la premier del Bangladesh

14 Febrero 2018

Der Weg bleibt beschwerlich

2 Febrero 2018
el Periódico

La brújula de los sintecho

1 Febrero 2018

La ''Guia Michelin pels pobres'' s'edita per primera vegada com a aplicació de mòbil

todos los comunicados de prensa
• EVENTOS
23 Enero 2018 | BARCELONA, ESPAÑA

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

1 Enero 2018 | BARCELONA, ESPAÑA

La marcha Paz en Todas las Tierras en Barcelona

TODAS LAS REUNIONES DE ORACIÓN POR la PAZ
• DOCUMENTOS

La GUÍA "DÓNDE comer, dormir, lavarse" 2016

TEMA: Qué son los corredores humanitarios

todos los documentos

FOTOS

970 visitas
todos los medios de comunicación afines