change language
usted está en: home - amistad ...s pobres - los más ancianos - de hait... en roma newslettercómo contactarnoslink

Ayuda a la Comunidad

  

De Haití a Roma: la nueva vida de dos ancianos, víctimas del terremoto, huéspedes de la casa familia de la Comunidad en Roma


 
versión para imprimir

De Haití a Roma: la nueva vida de dos ancianos, víctimas del terremoto, huéspedes de la casa familia de la Comunidad en Roma
20 de agosto de 2010

Desde principio de julio, son huéspedes de la Casa familia “¡Viva los ancianos!” de la Comunida de Sant'Egidio en Roma, dos ancianos de Haití - Remilia y Jean Du Bonheur, de 72 y74 años respectivamente. Vivian en Port au Prince y su casa fue completamente destruida por el terremoto.

Su hijo, que vive en Italia desde hace más de tres años, al no tener notícias suyas, dos días después de los primeros temblores fue a buscarles. Los encontró vivos, pero privados de todo, como la mayoría de la población.

Un mes después de estar ayudando a la gente del lugar, el hijo decició llevar a sus ancianos padres a Italia.

Después de un período breve durante el cual fueron hospedados por el empresario de su trabajo, pidieron ayuda a la Comunidad de Sant'Egidio, que les acogió en la casa familia "¡Viva los ancianos!" de Roma.

Su llegada a la casa familia fue acogida con gran afecto entre los ancianos que han vivido con un gran compromiso lo que ha sucedido en Haití, donde la Comunidad continúa su trabajo de ayuda a las víctimas del terremoto.

Remilia sólo habla en criollo pero es capaz de comunicarse con todos a través de gestos que manifiestan su felicidad y su deseo de transmitir su agradecimiento.

Su marido, Jean, en cambio, casi completamente ciego, habla un poco de francés, porque de joven lo estudió. En Haití, hasta hace pocos años, hacía de sastre.

Remilia ayuda a cuidar el jardín y ha aprendido a ir al buscar el pan que les regalan fresco cada día, y siempre se les encuentra juntos cuando se entra en la casa, sentados en el sofá para saludar a todas las personas que llegan, felices de esta nueva vida que ha empezado después del terrible terremoto que estremeció su tierra.

NOTICIAS RELACIONADAS
18 Enero 2018
Comunicado de prensa

Ancianos, Sant'Egidio: la creación de un Ministerio de soledad en el Reino Unido es una señal de alarma


Hay que crear redes de protección en Europa contra el aislamiento social y fomentar una alianza entre generaciones. La experiencia del programa «Viva los ancianos» y el movimiento de los Jóvenes por la Paz
IT | EN | ES | DE
22 Noviembre 2017
UAGADUGÚ, BURKINA FASO

Abre en Uagadugú una casa para ancianos. Marie y Angele empiezan una nueva vida

IT | ES | DE | NL | ID
23 Octubre 2017
BEIRA, MOZAMBIQUE

Dar de comer a los ancianos en Mozambique: distribución de ayuda alimentaria a los más pobres de la ciudad de Beira

IT | ES | DE | FR | PT | RU | ID
17 Octubre 2017
LOME, TOGO

Telemedicina para los niños de la calle y los ancianos en Togo: ciencia y solidaridad se alían

IT | ES | FR
17 Julio 2017
PORT-AU-PRINCE, HAITÍ

Apadrinamientos en Haití: un futuro distinto para Dana y los demás niños empieza por la escuela

IT | ES | FR | PT | NL
11 Julio 2017
BENIN

Benín: Sant'Egidio inaugura en Savé una Casa de familia para ancianos necesitados


Un gran número de personas dio la bienvenida a los primeros habitantes de la casa durante la inauguración
IT | EN | ES | DE | FR | ID
todas las noticias relacionadas

PRENSA RELACIONADA
7 Febrero 2018
Avvenire
L'Italia già «casa comune». Anziani e badanti, la forza di un abbraccio di debolezze
26 Enero 2018
Il Mattino di Padova
«Il dolore è lingua che accomuna»
24 Enero 2018
La Stampa
Apre il centro sociale a Sant’Andrea: “Una casa accogliente per tutti”
18 Enero 2018
SIR
Ministero per la solitudine: Comunità Sant’Egidio, “problema da non sottovalutare”. Servono “reti di protezione” e “alleanze tra generazioni”
21 Diciembre 2017
La Stampa
Villaggio Dalmazia. Una struttura per gli anziani
todo relacionado con la prensa

FOTOS

777 visitas

698 visitas

759 visitas

681 visitas
todos los medios de comunicación afines